Tiempo de lectura: 4 min
28.04.2021

5 consejos para no perder la forma en la carretera

Si la mayor parte de tus días laborables los pasas en la carretera, es fácil caer en malos hábitos. Hacer poco ejercicio, comer alimentos poco saludables o beber poca agua son algunos de los más comunes.

Pero, además, estos malos hábitos pueden provocarte graves problemas de salud en el futuro. Por eso vale la pena esforzarse al máximo para mantener un estilo de vida saludable mientras conduces.
Para ayudarte, hemos confeccionado una lista con nuestros principales consejos para mantenerte en buena forma mientras trabajas.

Sigue una buena dieta equilibrada.

Uno de los problemas de salud más comunes de los conductores es la obesidad y, habitualmente, esta se presenta de la mano de otros problemas de salud, como la presión arterial alta o la diabetes. La mejor manera de luchar contra la obesidad es con una buena dieta, el factor más importante, y la práctica de ejercicio.
Y debes estar preguntándote, cómo es posible llevar una dieta sana y, al mismo tiempo, pasarse la vida en la carretera, ¿verdad? Una de las maneras más eficaces es preparar tus comidas con antelación, utilizando ingredientes saludables. No te compliques la vida y haz algo que sea fácil de preparar. Aquí te contamos algunas ideas:
  • Bocadillos con ingredientes frescos y saludables
  • Pollo a la plancha con verduras y arroz
  • Sopas o guisados preparados por adelantado
  • Aperitivos: huevos duros, mezcla de frutos secos, barritas de proteínas, palomitas de maíz
Si preparas comidas saludables con ingredientes frescos, te resultará incluso más económico que comprar comida preparada, ¡y tampoco necesitas tanto tiempo!

Bebe mucha agua.

El agua es el aceite de nuestro cuerpo, hace trabajar nuestro cerebro y mantiene tu metabolismo en movimiento. Posiblemente seas de los que no beben demasiada agua para no tener que hacer tantas pausas para ir al baño, pero debes saber que tu cuerpo necesita unos 2 litros de agua al día para estar hidratado. La deshidratación puede reducir tus tiempos de reacción, provocarte dolores de cabeza y, en general, sentirte mal. ¡Ten una botella de agua a mano para beber todo lo necesario!

Duerme como un bebé.

Conducir sin haber dormido lo suficiente es igual de peligroso que conducir bebido. Aunque puedas tener la sensación de estar bien, si no has dormido lo suficiente, tus tiempos de reacción no son los mismos y, además,
debes saber que la seguridad no es el único motivo por el que dormir es importante. La falta de sueño también está relacionada con múltiples enfermedades incluidas las coronarias, la depresión o la diabetes. ¡Así que destina el tiempo suficiente cada noche para poder dormir todo lo que necesitas y descansar como te mereces!

Busca tiempo para practicar ejercicio.

Aunque conducir para ganarse la vida significa estar siempre en movimiento, a la larga, puede ser un estilo de vida muy sedentario y, a la vez, agotador. Es probable que al final del día te sientas tan cansado que ni siquiera se te pase por la cabeza hacer algo de ejercicio, pero
debes saber que es vital para tu salud en general. Veinte o treinta minutos de ejercicio moderado varias veces a la semana puede ayudarte a mantener un corazón sano, a mejorar tu estado de ánimo y mantener tu peso a raya.
Pero ¿cómo haces encajar algo de deporte en tu ajetreado calendario de trabajo? Una manera es hacer un poco de ejercicio ligero durante tus paradas en las zonas de descanso. No necesitas ningún tipo de equipo: algunos abdominales, una cuantas flexiones, unos pocos dips y otros ejercicios con tu peso corporal para hacer latir tu corazón. Incluso, puedes meter un par de zapatillas en la cabina e ir a correr un poco en esas paradas.
Si quieres más consejos, busca en YouTube «ejercicios para camioneros» y encontrarás todo tipo de ideas.

Toma un poco de sol, pero ¡no olvides la protección solar!

El sol tiene un impacto importante en nuestro estado de ánimo; solo fíjate cómo todo reluce el primer día de primavera después de un largo invierno. Pero también ayuda a mejorar nuestra salud. Si pasas un rato tumbado al sol, el cuerpo produce vitamina D, un ingrediente vital para mantener un sistema inmunitario saludable. ¡Así que tomar un poco de sol puede evitar que caigas enfermo!
Pero... recuerda que demasiado sol también tiene sus riesgos, y el principal es el cáncer de piel. Por suerte, hay una manera de reducir este riesgo: la protección solar. Si sabes que vas a conducir en un día soleado, no olvides aplicar el protector solar. No te arrepentirás.

No te quedes aquí

Estos son nuestros cinco principales consejos para disfrutar de una vida saludable en la carretera, pero no son la única opción. Nos encantaría conocer tus hábitos saludables. ¡Entra en nuestra página de Facebook Truck Stars y cuéntanos tus mejores ideas!